Evolución

2014

Hyundai i20 WRC

El tiempo fue el gran desafío al que debió enfrentarse el equipo para crear las especificaciones del Hyundai i20 WRC. Pasar de la hoja en blanco a un competitivo véhiculo en apenas doce meses representó un magnífico logro.

Como evolución de un vehículo diseñado en el Centro R&D de Hyundai en Namyang, la máquina de rally fue preparada de acuerdo con el reglamento de la FIA en nuestra fábrica de Alzenau. Se llevaron a cabo pruebas intensivas y en condiciones muy distintas para evaluar la transmisión y la suspensión: se completaron 8.000 kilómetros desde mayo de 2013 hasta nuestro debut en el campeonato WRC en enero de 2014. Nuestro esfuerzo valió la pena. Logramos nuestro primer podio en México y nuestra primera victoria con un 1 – 2 en Alemania.


2015

Hyundai i20 WRC

Después de un valioso primer año de evaluación, para el 2015 nuestro véhiculo vería  los beneficios de nuestra primera temporada completa. El i20 WRC había sido significativamente desarrollado durante 2014 para mejorar la competitividad y la fiabilidad, y continuamos con los avances durante nuestro segundo año.

Para otorgarle más potencia, fue introducido un “comodín” en el motor en el Rally de México. Solución que fue ratificada en nuestro banco de pruebas. También introdujimos el “paddle shift” en Argentina, sistema de cambios que les permite a nuestros pilotos extraer un comportamiento más consistente de sus véhiculos. Sin embargo, el punto en el que estuvimos más enfocados en 2015 fue el desarrollo del New Generation i20 WRC, que sería introducido en la temporada siguiente. Se trató de otra ambiciosa etapa para nuestro equipo, con dos proyectos funcionando al mismo tiempo, ¡y muchos podios a lo largo del camino!


2016

New Generation i20 WRC

Para nuestra tercera temporada en el WRC, desarrollamos un véhiculo completamente nuevo basado en el New Generation i20. El mismo había comenzado a rodar en el otoño de 2014, y había sido sometido a un intenso y completo programa de ensayos.

Desde la evaluación de los componentes, hasta completar distancias de carreras, pasando por la puesta a punto, nuestra atención se centró tanto en el rendimiento como en la durabilidad. Fue el primer coche construido con toda la capacidad de nuestra fábrica de Alzenau. Las mejoras introducidas en la carrocería, el motor, la transmisión y la suspensión, representaron un paso significativo en todas las áreas, y el New Generation i20 WRC fue inmediatamente competitivo, con podios en Montecarlo y en Suecia. Tales éxitos fueron seguidos rápidamente por las victorias obtenidas en Argentina y Cerdeña. Este auto nos demuestra, en definitiva, lo que nuestro equipo es capaz de lograr en pos de establecernos como auténticos contendientes de cara a rivales más experimentados.