WRC: El último desafío

El rally es la más pura de las pruebas para el hombre y la máquina, en la cual pilotos y copilotos luchan por la victoria en todo tipo de terrenos. El Campeonato del Mundo de Rally de la FIA (WRC) es la cima indiscutible del deporte del motor, donde los mejores pilotos del mundo y sus copilotos compiten por la gloria.

A diferencia de otras carreras que se disputan en circuitos, los pilotos de rally compiten individualmente en etapas cortas cronometradas, con el objetivo de lograr los registros de tiempos más rápidos. Los paisajes, siempre cambiantes, contribuyen a la reputación del rally como una de las formas más emocionantes del automovilismo mundial. Y esto se ve subrayado por la pura emoción que brinda el WRC.  

Esta competición, que vio sus inicios en 1973, continúa hasta hoy día atrayendo a los fabricantes de vehículos de todo el mundo, como Hyundai. 

Con eventos que se disputan entre enero y noviembre, el WRC convoca a equipos, pilotos y aficionados en visitas relámpago alrededor del mundo, desde los bosques del norte y el sur de Europa hasta las vastas llanuras de Australia, pasando por el desierto mexicano. 

Los aficionados acuden a estas pruebas del WRC para mantener un contacto cercano y personal con los vehículos y pilotos, en tanto que muchos más millones siguen el espectáculo del rally por televisión, radio o a través de internet. Su continuada popularidad es prueba de los desafíos deportivos y técnicos que plantea el WRC.

Aprende más acerca del Mundo de Rally en nuestro glosario

Área de Servicio
El área de servicio es un verdadero centro de actividades, que se monta cada fin de semana de rally. Se trata de áreas designadas para cada equipo para ubicar sus vehículos. Ahí se lleva a cabo el mantenimiento y/o la reparación de los mismos en caso de eventuales daños, dentro de un límite de tiempo estipulado. Habitualmente ese lapso va de los 15 a los 45 minutos, de modo que el secreto se halla en una reacción rápida para la mejor reparación posible.
Tripulación
La tripulación está compuesta por el piloto y el copiloto, quienes juntos forman el corazón palpitante del equipo. Es absolutamente necesario que dicha tripulación se encuentre en la misma frecuencia para intentar garantizar el registro de tiempo más rápido para el vehículo y para su equipo. A menudo pilotos y copilotos trabajan juntos durante muchos años, construyendo una sólida relación tanto dentro como fuera del habitáculo.
Copiloto
Si bien los pilotos entablan una lucha libre con su vehículo de rally a 200 km/h en las peligrosas carreteras de una etapa, los copilotos desempeñan un papel igualmente importante en el equipo. Ellos son los responsables de preparar y leer las hojas de ruta, y ayudan incluso durante una etapa a reparar daños corrientes, si es necesario, y asegurando siempre que los vehículos lleguen a tiempo a los controles ubicados a lo largo del trayecto.
Vehículos de rally
La última generación de los vehículos del WRC puede estar basada en modelos de calle, pero debajo de la carrocería laten máquinas de carreras construidas para afrontar las más exigentes condiciones que plantea el automovilismo. No sólo los vehículos pesan mucho menos que los normales, sino que cuentan con componentes adicionales que maximizan la seguridad y el rendimiento.
El equipo durante el evento
El formato de un equipo de rally varía, pero, en general, los equipos de fábrica consisten en: un equipo de gestión, ingenieros, logística, mecánicos, equipo de reconocimiento, mercadotecnia, relaciones públicas y servicio de comidas. Normalmente, tenemos alrededor de 80 personas trabajando en una carrera del WRC. Comenzamos construyendo nuestra unidad de hospitalidad seis días antes del evento, para asegurarnos de que todo esté listo cuando lleguen el resto del equipo y los invitados.
Etapa
En el WRC, la acción no se limita a un par de horas, sino que los rallies abarcan tradicionalmente varios días de diferentes eventos que cubren cientos y hasta incluso miles de kilómetros. Usualmente, un día es conocido como una etapa, la cual se compone de numerosos tramos especiales cronometrados y de secciones de carretera libres. Al cabo de cada etapa, los vehículos y las tripulaciones regresan a la base de su equipo en el área de servicio.
Tramos especiales
Los rallies se dividen en lo que se denomina "tramos especiales". En estas secciones cerradas de carretera se cronometran los tiempos y los pilotos los deben completar lo más velozmente posible. Su formato puede cambiar enormemente: hay etapas cortas de alta velocidad, pero también etapas que pueden alcanzar 80 kilómetros de distancia. Por lo general se organizan cada día varias etapas, con los vehículos cubriendo su trayecto o enlace entre cada una de ellas por carreteras normales.
Súper tramo
El súper tramo es el último tramo de un rally. Se lleva a cabo sobre una distancia más corta que las otras etapas, lo que permite la cobertura televisiva. Y son etapas que conllevan una importancia añadida, puesto que se otorgan puntos adicionales a los cinco primeros pilotos más rápidos, cargando de tensión este dramático esprint final.
Súper tramos especiales
En cada rally hay tradicionalmente unos pocos tramos cortos que favorecen a los espectadores y sirven para proponer algo totalmente diferente tanto a los tripulantes como a la audiencia. A menudo se llevan a cabo en variados lugares que incluyen centros de ciudades, emblemáticos monumentos locales y zonas turísticas. En otros casos se celebran en estadios deportivos y espacios diseñados especialmente con dos pistas paralelas y dos vehículos compitiendo entre sí.
Tramos de carretera
El final de un tramo especial no supone necesariamente el comienzo del siguiente y, por lo tanto, una vez terminado un tramo, los pilotos conducen hacia la proxima parte del rally. A diferencia de las etapas especiales, los enlaces son carreteras públicas y están abiertas al tránsito normal, por lo que los pilotos deben cumplir las normas de circulación establecidas. Ya que la inclusión de tramos de carretera significa también que los vehículos del WRC deben cumplir con todas las normativas legales.
Reconocimiento
El reconocimiento tiene lugar la semana previa a cada evento del WRC. Los equipos participantes conducen por tramos especiales a baja velocidad con el objetivo de tomar notas, donde se describen en detalle las características de la carretera. Los vehículos utilizados para este reconocimiento son modelos estándares, a pesar de estar equipados con una jaula de seguridad, un protector de cárter y neumáticos todo-terreno para hacer frente a superficies difíciles.
Shakedown
Cada piloto del WRC está en una búsqueda permanente de poner a punto su vehículo, para sacar de él el más óptimo y absoluto rendimiento. Las calibraciones del vehículo y del motor pueden variar significativamente de un rally a otro. Cada pequeño ajuste puede tener un efecto en áreas vitales como el propio manejo y la velocidad máxima. En el "shakedown" los pilotos y el equipo prueban su puesta en marcha en ese rally en particular.
Hojas de ruta
Los actuales vehículos de rally pueden estar dotados de la más alta tecnología, pero hay un factor en el que aún hoy los pilotos y copilotos se fían del lápiz y papel: las hojas de ruta. Estas instrucciones, leídas durante las etapas por el copiloto, son una especie de segundo par de ojos para el piloto. Las mismas le proporcionan todos los necesarios y precisos detalles del trayecto, bien se trate de la severidad de una curva que viene, de un salto o de una hondonada en el camino.
Puntación en el Campeonato
Los puntos se otorgan a los diez primeros que lleguen a la meta, distribuidos de la siguiente manera: 25-18-15-12-10-8-6-4-2-1. También se otorgan puntos adicionales que se dan, como ya hemos apuntado, a los tres mejores pilotos en los tramos especiales, es decir en la etapa final de cada rally, en una escala de 5-4-3-2-1. El piloto que logra el mayor número de puntos combinados a lo largo de las rondas de una temporada es coronado Campeón del Mundo de Rally.
Sanciones
Además de ganar puntos, los equipos también son susceptibles de acumular sanciones por diversos motivos; por ejemplo, excederse en el lapso de permanencia en el área de servicio, o no poder llegar a tiempo a los puntos de control, entre otros.
Reabastecimiento
Cada rally designa zonas de reabastecimiento de combustible, donde los equipos están autorizados a agregar combustible a los vehículos que compiten. Dicho reabastecimiento puede tener lugar en el área de Servicio durante el evento, o en una zona remota de reabastecimiento entre etapas especiales. Es responsabilidad del equipo añadir tanto combustible a cada uno de sus vehículos como lo crea necesario para completar no sólo las etapas subsiguientes, sino también la distancia entre los enlaces.
Servicio
El Servicio tiene lugar cuando se les permite a los mecánicos trabajar en los vehículos. Las tareas pueden incluir cambios en la puesta a punto de los mismos, reparar eventuales daños sufridos en una etapa anterior o simplemente prepararlos para el siguiente ciclo de etapas. El Servicio cuenta por lo general con un lapso de tiempo específico para cada cada día, pero a veces este tiempo puede ser flexible durante un período más largo. Sólo un determinado número de personas está autorizado para trabajar.
WRC / WRC2
La serie que acompaña al WRC, el WRC2, se lleva a cabo en las mismas etapas que la categoría principal, y está abierta a vehículos de tracción en las cuatro ruedas como los R5, R4, S2000 y la clase N4. Los equipos compiten exactamente de la misma manera que la categoría WRC, sumando puntos en el Campeonato y luchando por el título del WRC2. Los fabricantes pueden alinear sus propios vehículos como equipo de fábrica, o los equipos de clientes están habilitados para comprar los vehículos.
Parc Fermé
Al final de cada día de competición, los vehículos permanecen en el llamado "Parc Fermé", que en francés significa, literalmente, "Parque Cerrado". Se trata de un área estrictamente controlada por los organizadores del Campeonato y de cada carrera, para garantizar la seguridad de los vehículos. Bajo las condiciones del Parc Fermé, no se permiten trabajos o reparaciones en los automóviles, a menos que se cuente con un permiso expreso. Es un área a la que sólo tienen acceso los oficiales autorizados y los comisarios.
Ceremonia de Largada
A modo de inauguración oficial de una carrera del WRC, la Ceremonia de Largada ofrece a los aficionados y a los espectadores la posibilidad de ver de cerca a los equipos y los vehículos. Habitualmente realizadas en los centros de las ciudades, con el telón de fondo de un lugar muy conocido, todas las tripulaciones conducen sus vehículos hasta una rampa de inicio para comenzar formalmente la ronda. Por lo general, estos eventos se llevan a cabo los jueves por la noche previos a una carrera.
Verificación técnica
Todos los vehículos del WRC deben cumplir con las estrictas normativas técnicas de la FIA. Los vehículos deben ser homologados de acuerdo con estos reglamentos para competir en el campeonato mundial. Un equipo de oficiales técnicos de la FIA realiza minuciosas inspecciones antes, durante y después de cada evento. Este proceso de verificación tiene la finalidad de asegurar que todos los vehículos cumplan con el reglamento y coincidan con su especificación homologada.