Reglamento Técnico

Motor

Los vehículos del WRC competirán con el mismo motor de 1.6 litros utilizado en 2016, y en el caso de Hyundai Motorsport conservando su T-GDI del ultimo año. Los cambios incluyen un aumento en el limitador de aire de 33 a 36 mm, lo que le brinda al motor una potencia adicional que pasa de unos 315 a 380 CV, proporcionándole al mismo tiempo a los vehículos un sonido mucho más agresivo.

Peso

The minimum weight of the cars is reduced from 1,200kg to 1,190kg for 2017. A 10kg difference may seem insignificant but WRC is all about the finer margins! Any weight saving contributes to the overall performance of the car.

Medidas

Uno de los cambios más significativos en la imagen, en comparación con 2016, será la medida de los vehículos, gracias a un aumento de 55 mm en el ancho mínimo. Se aumentará la distancia del centro de la rueda al final del parachoques tanto delantero como trasero, dándoles a los vehículos una apariencia mucho más poderosa.

Sistema de transmisión

En el sistema de transmisión se encuentran los componentes de la más alta tecnología en el WRC, incluido el sistema 4x4. 2017 verá el retorno del control electrónico de los diferenciales para complementar las cajas de cambio secuenciales y otros tantos sistemas modernos.

Aerodinámica

Los vehículos del WRC cuentan con un número de elementos aerodinámicos que incluyen alerónes delanteros y traseros en pos de lograr una mejor fuerza de adhesión. Para el año 2017 los alerónes traseros serán más grandes en y se tornarán más eficientes, otorgándoles a los pilotos una mejo adhesión en las etapas de alta velocidad.

El reglamento para los vehículos que toman parte en el WRC está establecido por la Fédération Internationale de l’Automobile (FIA). Los automóviles competidores deben estar basados en la carrocería de un vehículo de carretera estándar, en el caso de Hyundai, el Hyundai i20 Coupe. Los fabricantes deben cumplir también con los requerimientos de una producción mundial de más de 25.000 unidades por año del modelo elegido. Hay además numerosas reglas, susceptibles a cambios de un año a otro, que conciernen a determinadas partes individuales de los vehículos.